Cada jugador tiene unas necesidades específicas por lo que en la Academia Dani Parejo les ofrecemos dos vías para lograr que cumplan sus objetivos:

Por un lado, existen clases individualizadas que permiten al futbolista tener a un entrenador sólo para él, observando, analizando, corrigiendo y potenciando aquellas características que el propio jugador entiende que debe pulir o en las que el entrenador detecta margen de mejora.

Por otro, ofrecemos clases grupales en las que los futbolistas podrán trabajar con otros jugadores de sus mismas características y con objetivos similares. Para ello hemos realizado una doble segmentación (mezclando nivel y edad) para adecuarnos mejor a las necesidades de los jugadores. Combinando ambas podemos ofrecer una mejor atención, haciendo así que las clases grupales tengan un cariz más personal, adecuando las clases al nivel de los futbolistas.