1. Se accederá a las instalaciones con la ropa de entrenamiento puesta ya que no estarán disponibles los vestuarios ni las duchas.

2. Cada alumno pasará por una zona de desinfección de calzado nada más entrar en las instalaciones y otra antes de entrar en el terreno de juego para las botas.

3. Todos los alumnos serán sometidos a controles de temperatura antes y después de las sesiones.

4. Cada alumno tendrá gel a su disposición antes y durante las sesiones para la desinfección frecuente de manos.

5. Todos los elementos con los se trabaje (balones, conos, escalas…) serán desinfectados después de cada sesión de entrenamiento.

6. Cada alumno trabajará con su propio material individual en la medida de lo posible.

7. Se situarán una serie de marcas sobre el terreno de juego para que los alumnos respeten la distancia mínima de seguridad.

8. Los campos se dividirán en parcelas para que, en la medida de lo posible, cada alumno pueda ocupar una sin necesidad de entrar en contacto con los demás.

9. Los entrenadores llevarán en todo momento mascarilla protectora.

10. En todo momento estaremos en contacto con las autoridades sanitarias para adaptar o endurecer los protocolos si fuera necesario.